La artroscopia de rodilla

La artroscopia de rodilla se realiza a través de pequeñas incisiones. Durante el procedimiento, el cirujano ortopédico inserta el artroscopio (un instrumental con una cámara pequeña del tamaño de un lápiz) en la articulación de su rodilla para sentir, reparar o quitar tejido lesionado. Para hacerlo, se fijan pequeños instrumentos quirúrgicos a través de otras incisiones alrededor de su rodilla.