Reemplazo de cadera una opción muy común para el daño de las articulaciones

Ene 29

Una de las cirugías más frecuentes en la ortopedia, es el reemplazo de cadera, el cual es un procedimiento que se retira las secciones dañadas de la articulación de la cadera y las reemplaza con piezas que por lo general están fabricadas con metal, cerámica y un plástico muy duro. Esta articulación artificial (prótesis) ayuda a reducir el dolor y mejora el funcionamiento.

Esta cirugía es una opción para las personas que tienen dolor de cadera, e interfiere en las actividades diarias, y los tratamientos más conservadores no funcionan o ya no son eficaces. El daño por artritis es el motivo más frecuente por el cual se necesita un reemplazo de cadera.

Las patologías más frecuentes que requieren reemplazo de cadera, son la artrosis, ya daña el cartílago resbaladizo que reviste los extremos de los huesos y que ayuda a que las articulaciones se muevan con suavidad.

De la misma manera, la artritis reumatoide se presenta como consecuencia de una hiperactividad del sistema inmunitario. Produce un tipo de inflamación que puede erosionar el cartílago y, ocasionalmente, el hueso que está por debajo, lo cual provoca daños y deformaciones en las articulaciones.

Por otro, lado los ortopedistas coinciden que la articulación de cadera protésica puede desgastarse con el tiempo, por lo que si se someten a una cirugía de reemplazo de cadera cuando relativamente joven y activo, es posible que tarde o temprano necesites un segundo reemplazo de cadera. No obstante, los materiales nuevos permiten que los implantes duren más tiempo, por lo que tal vez no sea necesario un segundo reemplazo.

La mayoría de las articulaciones de cadera artificiales tienen una bola de cerámica o de metal pulido que se encaja en una copa hecha de un plástico muy duro. Algunos tipos de prótesis más antiguas, utilizadas principalmente en la última década, cuentan con una copa metálica, que puede tener una mayor vida útil, pero también puede provocar otros problemas. Las prótesis metal-metal son más propensas a liberar iones metálicos en el torrente sanguíneo, lo que puede causar inflamación y erosión ósea. Debido a estos inconvenientes, las prótesis metal sobre metal rara vez se utilizan en la actualidad.

Por último, la nueva articulación de la cadera reducirá el dolor que sentía el paciente antes de la cirugía y aumentará la amplitud de movimiento de la articulación. No obstante no podrá hacer todo lo que podías hacer antes de que te comenzara a doler la cadera. Las actividades de alto impacto, como correr y jugar al básquetbol, pueden ser demasiado estresantes para la articulación artificial. Aunque con el tiempo, podrás nadar, jugar al golf, realizar caminatas o andar en bicicleta cómodamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 4 =